jueves, junio 15, 2006

El resto es paja!


Cuando uno es joven (me refiero a cuando uno no es papá) oye a sus padres decir que sus hijos son todo, que darían hasta la propia vida por ellos, etc... uno no comprende el alcance de esas palabras hasta que uno es papá.

Ahora sé que llegaría tan lejos como se me pidiera por Ale. Es otro nivel. Creo que llegaría más lejos aún. Ahora todos nuestros recursos (de Vivi y míos) son/van en función del Ale.

La felicidad de él, es mi felicidad. Su tristeza es también mía. Cuando llegamos a recogerlo por la noche, lo beso y lo saludo, a veces él no me quiere saludar, pero igual me lo apreto.

Parece que Ale la pasaba bien cuando nos fuimos de vacaciones a Cartagena. Esta foto lo confirma.
En fin. Hasta que uno tiene sus propios hijos, todo el resto es paja.

Ale, te amo, tu papá.

No hay comentarios.: